Retención de líquidos: qué la causa y cómo eliminarla

La retención de líquidos, conocida técnicamente como edema, es un problema frecuente que puede causar hinchazón y malestar. 

Afortunadamente, existen diversas estrategias efectivas para abordar este problema, que van desde ajustes en la alimentación hasta la incorporación de ciertos hábitos diarios. 

Conocer qué alimentos y hábitos pueden contribuir a la retención de líquidos, así como aquellos que ayudan a combatirla, es fundamental para mantener un equilibrio saludable en el cuerpo. 

A continuación, te explicaremos consejos, dietas y hábitos que pueden ser de gran utilidad para prevenir y reducir la retención de líquidos, brindando así mayor bienestar y confort.

Qué es la retención de líquidos

Qué es la retención de líquidos

La retención de líquidos, también conocida como edema, es la acumulación excesiva de líquidos en el cuerpo.

El líquido presente en nuestro cuerpo se elimina de forma regular a través del sistema circulatorio y linfático, un sistema que se extiende por todo el cuerpo y se encarga de drenar el líquido de los tejidos y devolverlo al torrente sanguíneo.

La retención de líquidos ocurre cuando ese líquido no se drena como debe ser y se acumula en los tejidos. Pudiendo afectar a todo el cuerpo, lo que se conoce como edema generalizado. En otros casos, la retención de líquidos se produce solo en partes específicas como piernas, pies, manos, brazos y rostro, lo que se denomina edema localizado.

Síntomas de la retención de líquidos

La retención de líquidos puede presentar varios síntomas, entre los cuales podemos encontrar:

  • Sensación de cansancio.
  • Hinchazón y sensación de que la ropa está más apretada de lo normal.
  • Falta de flexibilidad en las articulaciones, en especial en los tobillos y dedos.
  • Disminución en la frecuencia de orinar.
  • Piel más tensa y con un aspecto brillante.
  • Incremento abrupto en el peso corporal.

Estos síntomas pueden variar según el tipo y la gravedad del edema; y la retención de líquidos puede ser causada por diversos factores como problemas circulatorios, insuficiencia cardíaca, inmovilidad, mala alimentación y cambios hormonales. 

Qué causa la retención de líquidos

Qué causa la retención de líquidos

En cuanto a las causas de la retención de líquidos, podemos observar que existe una variedad de razones por las que se origina esta condición.

Las causas más habituales de la aparición de la retención de líquidos son:

  • Una dieta rica en sal o carente de alimentos ricos en vitamina B y proteínas.
  • Una incorrecta hidratación y una mala alimentación, especialmente el consumo elevado de alimentos ricos en sal.
  • Las lesiones o cirugías pueden generar retención de líquidos en el proceso de curación.
  • Pasar muchas horas de pie o sentado, o llevar un estilo de vida sedentario.
  • Cambios hormonales, como los asociados al embarazo o la ovulación.
  • Problemas circulatorios, como la insuficiencia cardíaca y los problemas de circulación de retorno venoso.
  • Consumo de medicamentos como corticosteroides, antidepresivos y medicamentos para controlar la presión arterial.
  • Enfermedades renales que ocasionan cambios en los líquidos presentes en el cuerpo y provocan retención.

Estrategias para combatir la retención de líquidos

Eliminar la retención de líquidos

La retención de líquidos es incómoda. Pero no te desanimes, porque hay estrategias efectivas que pueden ayudarte a combatir este inconveniente.

Te invitamos a descubrir diversas estrategias y consejos prácticos para lidiar con la retención de líquidos. Desde cambios en la alimentación hasta ejercicios específicos, encontrarás información valiosa para reducir la inflamación y aliviar la sensación de hinchazón. 

Reduce la ingesta de sal

El consumo elevado de sal puede contribuir a la retención de líquidos, por lo que se recomienda reducir o eliminar el consumo de sal.

Del mismo modo, si no deseas que tus comidas sean simples y sin sabor, la recomendación es utilizar especias, hierbas o limón como alternativa para sazonar.

Haz ejercicio

La actividad física ayuda a mejorar la circulación y a prevenir la retención de líquidos.

Se recomienda realizar actividad física aeróbica de forma regular para favorecer la eliminación de líquidos. Un ejemplo de esto pueden ser actividades de bajo impacto como caminatas, paseos en bicicleta o natación.

Come saludable

Además de establecer un mayor control en la cantidad de sal que consumes, debes vigilar los alimentos que incorporas en tu dieta.

Si eres una persona que sufre de retención de líquidos, debes enfocar tu alimentación en una dieta rica en potasio y alimentos diuréticos.

Algunos de estos alimentos que no pueden faltar en tu día a día son pepino, espárragos, calabacín, melón, sandía, apio, plátanos, batata, limón, té verde, aguacate, yogur griego, berros, jengibre, perejil y piña.

Toma infusiones diuréticas

Algunas infusiones pueden tener efectos diuréticos y ayudar a eliminar el exceso de líquido en el cuerpo.

Te aconsejamos preparar infusiones como el té de cola de caballo, hibisco, canela con jengibre y té verde, diente de león e hinojo.

Hidrátate

Aunque pueda parecer contraproducente, la verdad es que la hidratación es tu mejor aliado contra la retención de líquidos.

Mantenerse bien hidratado es fundamental para prevenir y eliminar la retención de líquidos. Se recomienda beber alrededor de ocho vasos de agua o el equivalente a dos litros de agua al día.

Pon las piernas en alto

Elevar las piernas por encima del nivel del corazón puede ayudar a reducir la hinchazón y la retención de líquidos en las extremidades inferiores.

Lo recomendado es poner las piernas en alto entre 20 a 30 minutos para drenar de forma exitosa el exceso de líquido.

Alimentos que eliminar y que añadir a tu dieta para controlar la retención de líquidos

Alimentos que eliminar y que añadir a tu dieta para controlar la retención de líquidos

Si alguna vez has experimentado la molesta sensación de hinchazón y retención de líquidos, sabes lo incómodo que puede ser. Pero no te preocupes, hay una solución al alcance de tu plato. 

La alimentación juega un papel crucial en el control de la retención de líquidos, y en este artículo descubrirás qué alimentos debes eliminar y cuáles añadir a tu dieta para combatir este problema.

Exploraremos una lista de alimentos que pueden contribuir a la retención de líquidos y que sería recomendable reducir o eliminar de tu ingesta. 

Además, te proporcionaremos una selección de alimentos que son conocidos por sus propiedades diuréticas y que pueden ayudarte a eliminar el exceso de líquidos de forma natural.

¿Estás listo para descubrir qué alimentos pueden marcar la diferencia en el control de la retención de líquidos? ¡Sigue leyendo y empieza a tomar el control de tu salud desde la cocina!

¿Qué alimentos retienen líquidos?

Algunos alimentos que pueden contribuir a la retención de líquidos son aquellos ricos en sodio como los embutidos, ahumados, carnes procesadas, salazones, salsas preparadas, snacks salados, galletas, pan y bollería. 

A la lista también se suman las bebidas azucaradas y gaseosas, así como los alimentos fritos y los enlatados con alto contenido en sodio.

Estos alimentos tienden a retener agua debido a su alto contenido de sodio, lo que puede provocar la retención de líquidos en el cuerpo.

¿Qué alimentos ayudan a eliminar líquidos?

Existen varios alimentos que pueden ayudar a eliminar líquidos del cuerpo:

  • Agua: El agua es fundamental para una buena eliminación de líquidos. Se recomienda beber al menos dos litros de agua al día para mantenerse bien hidratado y favorecer la eliminación de líquidos.
  • Piña: La piña es un alimento diurético que puede ayudar a eliminar líquidos del cuerpo debido a su alto contenido en agua y potasio.
  • Coles: Las coles, como la col rizada y las coles de Bruselas, son ricas en agua y potasio, lo que las convierte en alimentos diuréticos que pueden ayudar a eliminar líquidos.
  • Cebolla: La cebolla es un alimento depurativo que también puede ayudar a eliminar líquidos debido a su alto contenido en agua, potasio, calcio y fósforo.
  • Alcachofas: Las alcachofas son ricas en agua y potasio, lo que las convierte en un alimento diurético que puede ayudar a eliminar líquidos del cuerpo.

Además, se recomienda incluir en la dieta alimentos ricos en potasio como aguacate, espinacas, tomates y salmón, así como alimentos diuréticos como el pepino, el apio y el espárrago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba