Dieta antiinflamatoria: Alimentos recomendados y cuáles evitar

Actualmente existen muchas dietas, pero solo la dieta antiinflamatoria es la indicada para los desagradables y molestos síntomas de inflamación. Estos procesos inflamatorios pueden desencadenar enfermedades, patologías y, hasta cáncer.

¿Padeces este problema? Sigue leyendo y toma nota de como reducir la inflamación intestinal y mejorar tu calidad de vida.

Dieta antiinflamatoria – Una guía nutricional

La dieta antiinflamatoria brinda incontables beneficios a tu organismo, convirtiéndose en una gran aliada de tu salud y bienestar.

¿Qué es una dieta antiinflamatoria?

Es un programa alimenticio indicado para reducir la inflamación, compuesto por alimentos que alivian la sensación de hinchazón y la reducen al mínimo. Tiene muy bajos niveles de grasas trans y altos contenidos de Omega 3 y verduras.

Dicha inflamación puede originarse debido intolerancias o sobrecrecimiento bacteriano, pero también a casos muy serios como diabetes, fibromialgia y otras alteraciones. Se ha comprobado su efectividad para controlar la hipertensión, enfermedades autoinmunes y ciertos tipos de cáncer.

Beneficios para la salud de la dieta antiinflamatoria

Si buscas una manera de comer saludable, este es el tipo de alimentación que necesitas. Las dietas antiinflamatorias son muy recomendadas para:

  • Dolores crónicos. En el caso de la artritis, ayuda a aliviar las molestias en gran medida.
  • Cuadros cardíacos. Una inflamación crónica tiende a generar episodios cardíacos cuyos riesgos se reducen con esta dieta.
  • Enfermedades digestivas. Recomendable para casos de colitis ulcerosas, intestino irritable o intestino delgado recrecido.
  • Obesidad. El cuerpo se inflama a causa del sobrepeso. Por lo tanto, con la dieta antiinflamatoria bajas de peso y tu salud se fortalece.
  • La piel. La inflamación puede hacer que aparezca acné o eccema, por lo que puedes reducirla siguiendo esta dieta..
  • Cuadros depresivos. Se ha evidenciado que las inflamaciones crónicas pueden causar trastornos psicológicos como la depresión o ansiedad. En ese sentido las dietas antiinflamatorias favorecen una buena salud mental.

Además, también es buena para aumentar la saciedad, mantener los niveles de glucosa en sangre, prevenir problemas como diabetes y colesterol y mejorar el sistema inmunitario, entre otros.

Alimentos recomendados en la dieta antiinflamatoria

Frutas y vegetales coloridos

Son de gran importancia en los procesos desinflamatorios por su gran cantidad de fitoquímicos. Contienen enormes cantidades de antocianinas así como de flavonoides, cuya eficacia ha sido suficientemente demostrada.

Las frutas y verduras coloridas, que se caracterizan por tener pigmentos más oscuros, son las que tienen más cantidad de fitoquímicos. Como por ejemplo los frutos rojos, la piña, la granada o las frutas cítricas; así como las berenjenas, las espinacas, las zanahorias o el brócoli.

dieta antiinflamatoria

Grasas saludables

Las grasas son necesarias para nuestra dieta y para ayudar a reducir la inflamación. Grasas saludables como las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas; teniendo que evitar las grasas saturadas, hidrogenadas y las trans.

Puedes encontrar grasas saludables en los frutos secos y en las semillas, así como en el pescado azul. Tienen la ventaja adicional de que son beneficiosas para la salud del corazón. Asegúrate de incorporarlas en tu dieta, ya que son necesarias para nuestro organismo.

Algunos alimentos ricos en ellas son el salmón y las sardinas (ambas ricas en omega 3), el aguacate, el aceite de oliva, las nueces, la semillas calabaza o de girasol, entre otros.

Mientras que hay grasas a evitar, como las que se encuentran en la margarina, embutidos, aceite de palma, comida procesada o en las carnes grasas.

Proteínas magras

Incluir proteínas magras en la dieta antiinflamatoria es una opción imprescindible para evitar la inflamación y saciarse de forma saludable a la vez. Estas proteínas no son más que alimentos ricos en proteínas y bajos en grasa. Como por ejemplo, alimentos como el pescado blanco o las carnes blancas.

Aunque no solo basta con comer estos alimentos, hay que tener en cuenta la forma de cocinarlos y el estado en el que los compramos. Por ejemplo, asegúrate de quitarle la piel al pollo y al pavo, ya que son ricas en grasas saturadas; así como de cocinarlos a la plancha, al horno o al vapor, nada de frituras.

Alimentos a evitar en la dieta antiinflamatoria

Azúcares refinados y alimentos procesados

Comer saludable va de la mano de evitar ciertos alimentos, no solo de comer los «buenos». Conocer cuáles son estos alimentos que contrarrestan los beneficios de los alimentos a incorporar en una dieta antiinflamatoria es primordial.

Evitar la ingesta de alimentos que contengan azúcar refinado o carbohidratos refinados, como la harina blanca.

Estos se encuentran en alimentos procesados como la bollería o las pastas y panes de harina blanca. Así como en comidas preparadas, debido a la gran cantidad de azúcares y aditivos que contienen.

Grasas trans y saturadas

Una dieta antiinflamatoria debe estar libre de grasas trans, que no son más que aceites líquidos solidificados artificialmente para extender la vida de los comestibles. Estas grasas sólidas son las que aumentan el colesterol LDL o colesterol «malo» y disminuyen el HDL o «bueno».

Están presentes en la manteca vegetal y en los productos hidrogenados. Alimentos como galletas o tartas industriales, la margarina, frituras como las patatas o el pollo frito y masas refrigeradas como la pizza congelada, entre otros.

Por su parte, las grasas saturadas se encuentran en los productos de origen animal, como la carne y los lácteos, pero principalmente en alimentos fritos y ciertos alimentos envasados. Presente en alimentos como los quesos y la carne grasa, así como en la mantequilla o la leche entera. También en aceites como el de coco o el de palma.

Estas grasas no solo causan inflamación, sino que también son una fuente del colesterol “malo”. Evitarlas te ayudará a tener una mejor salud y bienestar.

Alérgenos comunes y lácteos

Las alergias son reacciones naturales del sistema inmunitario para protegerse de sustancias extrañas, como el polen o los ácaros. Sustancias que conocemos como alérgenos, y algunos alimentos están entre los principales.

alérgenos alimentarios

A estos alimentos se les conoce como alérgenos alimentarios, y algunos de los que más sensibilidad causan suelen ser los huevos, los cacahuetes, los frutos secos, el trigo, la leche de vaca, la soja, los crustáceos o la fruta.

Estos alérgenos tienen que venir indicados en las etiquetas de los productos envasados, así como en las cartas de restaurantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba