El gluten y la contaminación cruzada

No es para nada un secreto que debido a la intolerancia al gluten cada vez hay más dietas sin este componente. Motivo de ello es el aumento de la oferta de alimentos libres de esta proteína que tienen los usuarios a su disposición. Alimentos con los que hay que tener especial cuidado para que no se vean contaminados por otros que sí contengan gluten.

Conoce mejor todo lo que implica el gluten y los usos que se le suele dar dentro de la alimentación. Además de esto, podremos entender lo que es la contaminación cruzada y la forma en la que puede afectarnos.

Comprendiendo el gluten

El gluten es una proteínas de almacenamiento, conocida también como prolamina. Se puede encontrar con facilidad en algunos cereales como el trigo, la cebada o incluso en el centeno. Sin embargo, este no es tolerado por todas las personas.

Algunos de los efectos que produce son eccemas, hinchazón abdominal o diarreas. Por eso es que gracias al trabajo de distintos equipos nutricionales se ha logrado avanzar en el desarrollo de nuevos alimentos libres de este componente.

Usos comunes del gluten en la alimentación

El gluten no solo está presente en aquellos alimentos que lo poseen de forma natural, como el trigo. Está presente en más alimentos de los que te puedas imaginar, ya que tiene diferentes usos dentro de la alimentación.

  • Suele estar incluido en los potenciadores de sabor.
  • En los cereales del desayuno contribuye a fijar vitaminas y minerales.
  • Presente en preparados cárnicos y embutidos.
  • Presente en la fabricación de alimentos para animales.
  • Puede ser un sustituto de la carne dentro de algunas dietas vegetarianas. Además, también suele ser usado para crear queso sintético o derivados sintéticos del pescado o salsas.
  • Su presencia resalta en las preparaciones con harina de trigo. Ya sea en una pizza, panes de molde o productos alimenticios similares

Estas son las formas más comunes de encontrarlo en los alimentos. Pero hoy en día ya existe una amplia variedad de alternativas a estos productos sin gluten que se encuentran al alcance de todos.

Contaminación cruzada y el gluten

Algo que muchos desconocen en lo relacionado al gluten es la contaminación cruzada dentro del lugar de trabajo. Cada vez se tiene más cuidado con estos temas, pero es algo que puede pasar si no se tiene extrema precaución y desconocimiento. Pero definitivamente, es algo que podemos controlar y evitar.

Concepto de contaminación cruzada

Cuando se habla de contaminación cruzada por gluten, se hace referencia a una falta de cuidado con los utensilios o superficies utilizadas que están en contacto con los diferentes alimentos. Esto parte del contacto de productos, utensilios, alimentos o superficies que tengan gluten con otros que no lo contienen. La contaminación cruzada es una realidad, ya que los alimentos pueden adquirir esta proteína si entran en contacto con ella.

Para los celíacos, esto suele ser bastante delicado, ya que estos agentes externos los afectan directamente a su salud. Entonces, es necesario tomar las debidas precauciones para que este tipo de contactos no ocurra en ningún momento.

Riesgos de la contaminación cruzada con gluten

Las personas celíacas son las más afectadas en este punto. Es un trastorno digestivo autoinmune y crónico que ocurre en el intestino delgado y que produce daños a largo plazo.

Quienes entran en contacto con una mínima porción de gluten se verán afectados, puesto que se activarán los linfocitos T sensibles. Es así como se inflama el intestino y se producen gases o diarrea, algo que con el paso del tiempo afecta de gran manera. Puede ocurrir que el paciente ya no absorba los nutrientes de algunos alimentos de la manera correcta.

Cómo evitar la contaminación cruzada

Existen diferentes formas de evitar la contaminación cruzada por gluten, tanto en casa como en restaurantes o cocinas profesionales.

Medidas de prevención en el hogar

gluten

Si vives solo, es más fácil cuidarse del gluten, ya que con comprar alimentos que no tengan este componente es suficiente. En cambio, si vives con gente que sí consume gluten, es necesario que estés atento a los cuidados dentro de la cocina.

  • Los alimentos sin gluten deben estar almacenados aparte de los que sí lo tengan.
  • Asegúrate de limpiar los utensilios de cocina que sean de uso común, así evitarás el riesgo de tener restos de esta proteína. Como por ejemplo, el horno tras cocinar alimentos con gluten.
  • A la hora de manipular alimentos libres de gluten, asegúrate de lavarte las manos antes de tocarlos.

Todos estos procesos te ayudarán a conseguir de forma eficiente el cuidado de tu salud en casa. No olvides que cada uno de estos aspectos se deben repetir día a día para que la contaminación no tenga lugar.

Cautelas en restaurantes y cocina compartida

Si hablamos de restaurantes, es importante tener en cuenta medidas mucho más específicas. En este caso, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Busca restaurantes libres de gluten. Asegúrate de que los restaurantes verdaderamente ofrecen estos alimentos y preparaciones seguras.
  • Asiste en horas poco concurridas para asegurarte de que tengan más cuidado.
  • Menciona a los cocineros o encargados que deseas alimentos libres de gluten para que cuiden la preparación.

Siguiendo estas pautas podrás mantenerte lejos del gluten y proteger tu salud. Cuida las preparaciones de tus comidas en casa y asegúrate que lo hacen fuera de ella, de está forma es muy difícil que se dé la contaminación cruzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba