19 de marzo de 2015-19 de marzo de 2015&nbsp

Con la proporción perfecta de carbohidratos y proteínas, esta leche de recuperación de coco de anacardo es la forma perfecta de repostar después de un entrenamiento.

Déjenme quitarme esto de encima. No soy un atleta de élite.

Cuando era niña, montaba a caballo y hacía gimnasia, ambas cosas me encantaban. También hubo una temporada en la que «jugué» al fútbol, pero mayormente corría en la dirección general del balón para que pareciera que sabía lo que estaba pasando. En la secundaria, corría en pista y campo traviesa, lo cual me gustaba, pero después de mudarme a una nueva escuela en mi tercer año, donde tenían uno de los mejores equipos de campo traviesa de la nación, me sentí básicamente intimidado por el equipo.

Desde entonces, he aprendido que lo hago mejor moviendo mi cuerpo en formas que disfruto en lugar de forzarme a la elíptica o a la cinta de correr. Durante los últimos tres años, han sido ejercicios más ligeros, como el yoga. Pero en los últimos meses, inspirada por mis clientes más atléticos y mis amigos blogueros dietistas activos, he empezado a disfrutar de lo que se siente al empujar mi cuerpo al máximo. Ya sea que se trate de Pure Barre (que suena cobarde, pero ¡santo cielo, hace que tus músculos tiemblen!) o de correr, siempre es una feliz sorpresa cuando me doy cuenta de lo que mi cuerpo puede hacer.

A medida que he comenzado a esforzarme en el aspecto deportivo y a trabajar con clientes más activos, he tenido que pensar más en la necesidad de alimentarme para mis entrenamientos. Aunque está claro que es importante que todos coman alimentos nutritivos, cuando se es activo, hay muchas otras pequeñas cosas que hay que tener en cuenta, como los refrigerios antes y después del entrenamiento, asegurar las reservas adecuadas de glucógeno (combustible) y obtener suficientes proteínas sin excederse.

Probablemente no haya un área de la nutrición donde haya peor información, menos confiable, en línea que la nutrición deportiva. Empieza a buscar en Google y es probable que te lleves una larga lista de suplementos y un grave caso de confusión.

Por eso me emocioné tanto cuando Whitney de Sweet Cayenne y Christina de The Fueled Athlete me enviaron una copia de su nuevo ebook, The Fueled Athlete. Como ya era fan de sus blogs, sabía que sería genial, pero después de leerlo, me quedé muy sorprendida por cómo pudieron hacer que la ciencia de la nutrición tan compleja fuera tan legible y al grano.

La gama de temas que cubre el libro es impresionante. Aprenderás a distribuir macronutrientes (grasas, carbohidratos y proteínas) durante un entrenamiento fácil, moderado y pesado, y lo harás de manera que no estés contando las grasas, los carbohidratos y las proteínas (¡sí, sin contarlos!). También aborda los temas importantes de la nutrición antes y después del entrenamiento, la hidratación y los suplementos con respaldo científico. Además, hay 14 deliciosas recetas de comida integral diseñadas para los atletas (¡o para cualquiera que le guste la comida sabrosa!). Estoy deseando probar los pimientos rellenos mediterráneos y la ensalada asiática de fideos soba!

Toda la información es realmente fácil de entender, sin importar su nivel de conocimientos previos. Y está escrita de manera que es útil tanto para los atletas como para la gente que está activa.

Por 15 dólares, puedes comprarlos a continuación. Divulgación completa – es un enlace de afiliado, lo que significa que se me paga una pequeña porción de las ganancias si decides comprar, sin costo adicional para ti. Gracias por apoyar el trabajo que hago aquí en Avocado, y los productos que amo, como este libro!

El atleta con combustible

Ahora, en esta receta. ¿Has oído que la leche con chocolate es la mejor manera de reponer fuerzas después de un entrenamiento? Los investigadores (financiados por la industria láctea, obviamente), descubrieron que la leche con chocolate tiene la proporción perfecta de carbohidratos y proteínas para reponer las reservas de glicógeno y construir músculo después de un entrenamiento. Cierto, pero ¿realmente quieres obtener tus carbohidratos a partir de azúcar y proteínas añadidas de los lácteos convencionales? Sabía que tenía que haber una forma mejor.

Así que empecé a jugar con recetas y se me ocurrió esta leche de anacardo y coco, que tiene la misma proporción de 4:1. No sólo eso, sino que el agua de coco, una rica fuente de electrolitos como el potasio, el sodio y el magnesio, ayuda a rehidratarse. Si quieres añadir un poco de proteína extra, no dudes en añadir una cucharada de polvo de proteína a la mezcla.

Leche de recuperación de coco de anacardo

Sirve a 4

También podrías usar almendras o cualquier otro fruto seco que te guste, pero me encanta que no tengas que colar los anacardos. ¡Sólo dale una buena sacudida!

Ingredientes

  • 1 taza de anacardos, remojados al menos 2 horas
  • 5 tazas de agua de coco
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal marina
  • 2 cucharaditas de miel

Instrucciones

  1. Añade todos los ingredientes a una licuadora. Licuar hasta que se haga puré y se suavice, unos 3-4 minutos. Yo guardo las porciones individuales en frascos de albañilería y le doy una buena sacudida antes de servir.

También podría gustarte:

Marzo 19, 2015&nbsp/10 Comentariosdesayuno, Aperitivos&Merienda de anacardo, coco, nutrición deportiva